EL LEGADO DE LA SENTENCIA DE HWANG: MALA CONDUCTA CIENTÍFICA EN BIOCIENCIAS*

El Dr. Hwang Woo Suk, un profesor surcoreano de biotecnología y teriogenología (estudio de la reproducción en animales) de la Universidad Nacional de Seúl (UNS), era considerado un héroe nacional en su país y un pionero en la investigación con células madre. En el año 2006, un comité de la UNS confirmó los alegatos de fraude y mala conducta científica que pesaban sobre él y su equipo. A raíz del escándalo, eventualmente admitió haber cometido fraude en varias ocasiones, razón por la cual fue despedido de la UNS y procesado penalmente. 


Antes de eso, Hwang había alcanzado la cima del reconocimiento por dos artículos suyos publicados en los años 2004 y 2005 en la prestigiosa revista Science. En esos artículos –que fueron luego eliminados de la revista–, informaba haber creado células madre humanas embrionarias por clonación. Previamente, desde 1999, se había hecho famoso en su país luego de anunciar que había tenido éxito en la clonación de vacas lecheras, y que planeaba clonar un tigre siberiano. Desde entonces, los medios de comunicación no cesaron de destacar las grandes perspectivas económicas y médicas derivadas de su investigación.


*Fuente: P. Kakuk (2009). Sci Eng Ethics 15:545-562. Con autorización de los editores.